DOLENCIAS

Recuperación de un ataque cardíaco

Un ataque cardíaco es una enfermedad grave que requiere un tratamiento de por vida. En este caso, el flujo sanguíneo al corazón se detiene repentinamente debido al bloqueo de las arterias coronarias. El daño a los tejidos circundantes ocurrió de inmediato. La recuperación de un ataque cardíaco depende de la gravedad de la afección y de la rapidez del tratamiento. Después de que ocurra, puede ser hospitalizado de tres a cinco días inmediatamente o hasta que su condición sea estable. Por lo general, la recuperación de un ataque cardíaco demora varias semanas e incluso puede llevar varios meses.

Recuperación de un ataque cardíaco

Su recuperación personal depende del cumplimiento del plan de tratamiento, los factores de riesgo y su estado general. Durante su recuperación, recibirá ayuda y apoyo de una variedad de profesionales de la salud, incluidos especialistas en deportes, farmacéuticos, nutricionistas, fisioterapeutas y enfermeras. Estas personas apoyarán su salud física y mental y se asegurarán de que se recupere de manera segura y adecuada.

Por lo general, el proceso de rehabilitación se lleva a cabo en etapas, comenzando desde el hospital, donde su condición será monitoreada de cerca y se podrán evaluar sus necesidades personales para el futuro. Después de salir del hospital, continuará su proceso de recuperación en casa. Hay dos cosas más importantes para el proceso de recuperación:

  • Reducir el riesgo de otro ataque cardíaco.
  • Recupere gradualmente su salud física para que pueda reanudar sus actividades normales (esto se llama Rehabilitación cardiaca)

Rehabilitación cardiaca:

El programa de rehabilitación cardíaca comenzará cuando esté hospitalizado. Será tratado nuevamente dentro de los 10 días posteriores a su salida del hospital. Un miembro del equipo de rehabilitación cardíaca lo visitará en el hospital y le brindará los siguientes detalles:

  • Su salud y el posible impacto de un infarto
  • El tipo específico de tratamiento que recibe
  • ¿Qué medicamento debo llevar al salir del hospital?
  • ¿Qué factores pueden causar su ataque cardíaco?
  • ¿Qué cambios de estilo de vida puede utilizar para hacer frente a estos factores de riesgo?

Además, estas personas pueden ayudarlo a responder algunas preguntas, como asistencia social, vivienda, derechos de asistencia social y apoyo financiero.

LEER  Síntomas, causas y factores de riesgo.

Para lidiar con tus sentimientos:

Cuando tiene un ataque cardíaco, le hace sentir fuertemente lo que le sucedió. Algunas de las emociones más comunes en las personas con un ataque cardíaco incluyen depresión, ansiedad, miedo, ira y negación. Éstas son reacciones normales. Debe hablar con su médico sobre cómo se siente. La sensación de depresión puede durar hasta seis meses.

Algunos signos comunes de depresión incluyen baja autoestima, no preocuparse por las cosas que son importantes para usted, sentirse muy cansado, no tener hambre y problemas para dormir. Algunas personas pueden necesitar medicamentos o ayuda profesional para tratar la depresión. Además, su familia, amigos y colegas también pueden verse afectados por un ataque cardíaco. Sus amigos y familiares tendrán preguntas sobre su futuro y su situación.

Algunos cambios en el estilo de vida, incluso cambios simples como una nueva dieta, pueden ejercer presión sobre su familia. Cuando tiene una actitud positiva hacia la recuperación y el tratamiento, esto puede ayudarlo a trabajar duro para lidiar con sus sentimientos. Sin embargo, su rehabilitación física no es la única rehabilitación que se puede iniciar en el hospital.

La recuperación mental y emocional también puede comenzar desde allí. Cuando esté listo, su médico le explicará qué sucedió, por qué sucedió y qué opciones de tratamiento tiene. Cuando comprenda y acepte todas estas condiciones, le ayudará a mejorar su perspectiva mental. Además, apoyar a sus amigos y familiares es muy importante para su salud en general. Las emociones negativas después de un ataque cardíaco desaparecerán a medida que se recupere y poco a poco volverá a sus actividades normales.

Dieta mediterránea:

En un estudio, se encontró que una dieta mediterránea rica en aceite de oliva y otras grasas insaturadas saludables es muy beneficiosa para los pacientes con ataque cardíaco porque puede reducir otro ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o muerte, u otro problema cardíaco. Antes de realizar cualquier cambio en su dieta, debe consultar a su médico y asegurarse de que la dieta mediterránea es adecuada para usted.

ejercicio:

Cuando regrese a casa del hospital, generalmente se recomienda que descanse y solo realice actividades ligeras, como subir y bajar escaleras varias veces al día o dar caminatas cortas. Debe aumentar gradualmente su actividad diaria durante algunas semanas. La forma en que lo haga rápidamente depende de su afección cardíaca y de su salud en general. Su médico puede brindarle consejos más detallados sobre los planes para aumentar los niveles de actividad.

Su plan de rehabilitación debe constar de diferentes ejercicios, dependiendo de sus habilidades y edad. La mayor parte del ejercicio incluido en su estilo de vida es ejercicio aeróbico. Estos tipos de ejercicio están diseñados para fortalecer su corazón, disminuir la presión arterial y mejorar la circulación sanguínea. Algunos ejemplos de ejercicio aeróbico incluyen andar en bicicleta estática, nadar o trotar en una cinta.

Volver al trabajo:

La mayoría de las personas suelen volver al trabajo después de un ataque cardíaco. Sin embargo, la rapidez con que esto suceda dependerá de la salud del paciente, la condición cardíaca y el tipo de trabajo. Si su trabajo incluye trabajo liviano, como trabajar en una oficina, podrá regresar al trabajo dentro de dos semanas. Sin embargo, si su trabajo incluye trabajo físico pesado o su corazón está severamente dañado, pueden pasar varios meses antes de que pueda regresar a trabajar. Su médico y su equipo de enfermería predecirán con más detalle cuánto tiempo le llevará volver al trabajo.

dieta:

Los hechos han demostrado que una dieta baja en grasas y calorías ayuda a prevenir el riesgo de ataque cardíaco. Si ya ha tenido un ataque cardíaco, entonces la dieta adecuada es algo imprescindible que puede ayudarlo a prevenir futuros episodios. El método DASH o de dieta para prevenir la presión arterial alta es un plan de dieta útil. El objetivo general de esta dieta es limitar la ingesta de grasas saturadas, carnes rojas y sodio.

Al mismo tiempo, se centra en frutas y verduras ricas en potasio, así como en aceites vegetales, pescados y carnes magras. Muchos estudios han demostrado que una dieta a base de plantas ayuda a reducir la inflamación y el estrés oxidativo, lo que puede provocar insuficiencia cardíaca. Esta dieta también puede reducir la gravedad de la enfermedad cardíaca. En general, debes concentrarte en:

Concéntrese en comer productos agrícolas:

Las verduras y las frutas frescas deben ser el alimento básico en su dieta. Cuando no pueda encontrar los frescos, considere reemplazarlos con versiones congeladas sin azúcar o enlatadas sin sal.

Limite el sodio:

Se recomienda reducir su ingesta diaria de sodio a menos de 2,300 mg por día, lo que ayudará a reducir la presión arterial y el estrés general de salud. Este es un elemento clave de la dieta DASH.

Come menos calorías:

Cuando ingiere demasiadas calorías y tiene sobrepeso, esto puede generar estrés en su corazón. Es importante controlar su peso y comer una ingesta equilibrada de alimentos de origen vegetal, como productos lácteos bajos en grasa, carnes magras y alimentos de origen vegetal, para que puedan ayudarlo.

Evite las grasas trans y grasas saturadas tanto como sea posible:

Estas grasas conducen directamente a la formación de placa arterial. Cuando las arterias están bloqueadas, la sangre ya no puede fluir hacia el corazón, lo que resulta en un ataque cardíaco. Por eso es necesario consumir grasas de origen vegetal (como nueces o aceite de oliva).

Dejar de fumar:

Si fuma, debe dejar de hacerlo inmediatamente. Es posible que haya pensado en ello en el pasado, pero ahora, cuando tiene un ataque cardíaco, es aún más crítico. Fumar es uno de los factores de riesgo de enfermedad cardíaca porque puede aumentar la presión arterial y el riesgo de coágulos de sangre al reducir las células de oxígeno en la sangre. Esto significa que el corazón trabaja más para bombear sangre y tiene menos células de oxígeno sanas para mantener un rendimiento óptimo.

Si deja de fumar ahora, mejorará su salud en general y ayudará a reducir futuros ataques cardíacos. También debe asegurarse de evitar el humo de segunda mano, ya que presenta un riesgo similar para la salud del corazón.

LEER  Intoxicación de la sangre: causas, síntomas y otros factores de riesgo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba